Blog de cuina de la dolorss

.

.
Recetas: desayunos y meriendas (Pulsar foto)

.

.
Recetas Arroces y pasta (Pulsar foto)

.

.
Recetas Cuaresma-semana Santa (Pulsar foto)

lunes, 19 de febrero de 2018

Alubias con almejas exprés

El día amaneció frío, muy frío, pero como vas a tus tareas no piensas en nada más.

Cuando se acercaba la hora de comer Pau me dice: ¡Cómo  me apetece un plato de cuchara!  pensé que era muy buena idea  (a decir verdad no tenía pensado que comeríamos) y me puse a mirar despensa, congelador y también  el reloj, era tarde.

Y a tirar de frasco y de congelado, en poco menos de 20 minutos, plato de cuchara.

Ingredientes para  2 personas:
400 gr. de alubias blancas cocidas
½ kg de almejas
1 diente de ajo
50 cc. de cava
1 pizca de pimentón dulce
Sal, pimienta negra
Aceite de oliva virgen extra

En una sartén o cazuela con un poco de aceite dorar el ajo laminado.
Añadir las almejas lavadas hasta que se abran. Reservar.

En esta misma sartén  poner el cava, medio vaso de agua y dejar que hierva un par de minutos, añadiendo entonces el tomate, el pimentón, las alubias bien lavadas y escurridas y dejar que hierva el conjunto unos 10 minutos.
Rectificar de sal y pimienta.

Añadir las almejas reservadas, un poco de perejil picado y dejar unos 3 minutos más para que se hermanen los sabores. Servir.

NOTA: Las alubias cocidas  de bote.
**En este caso las almejas eran congeladas.
** Las almejas puestas en la sartén tal cual, congeladas, solo pasadas por agua para lavarlas, una vez abiertas, aunque no estén cocidas sacarlas, se terminan de hacer al final, no dejarlas demasiado ya que se pueden volver correosas.
** Cava, vino blanco, el que os guste o tengáis en casa.
** Pimentón al gusto, una cucharadita de las de café.
** c/s = cuchara sopera
Celíacos: aseguraos bien de que todos los ingredientes sean sin gluten.


viernes, 16 de febrero de 2018

Huevos trufados revueltos con ajetes, ceps y trufa negra tuber melanosporum

Plato de reyes al alcance de todos, además sencillo, con pocos ingredientes,  eso sí, de muy buena calidad, estos son de Laumont (aquí) , tenéis que probarlos no os defraudarán.

La trufa que más me gusta es la negra, tuber melanosporum, que está ahora en plena temporada y con los  huevos trufados (aquí), ceps y la misma trufa que he empleado para trufar los huevos, sale un plato de los que no se olvidan.

Ingredientes para 1 persona:
2 huevos
2 c/s de leche
3-4 láminas de ceps deshidratados
2 setas shiitake deshidratadas
Unas láminas de trufa negra
2 ajos tiernos
Sal, aceite de oliva trufado

Trufar los huevos como os explico aquí  
 
Poner las setas en agua para que se hidraten, al menos media hora.
Transcurrido el tiempo colar esa agua y reservarla para otra elaboración.
Las setas hidratadas cortarlas en trozos pequeños.

Limpiar los ajos tiernos, cortarles las raíces, un poco el tallo y desechar la primera capa del bulbo.
Cortar a rodajas y saltearlos en una sartén con un poco de aceite trufado junto con las setas troceadas. Reservar.

Colocar una sartén con agua al fuego, encima un  cazo con un poco de aceite trufado, cuando el agua hierva, bajar la intensidad a fuego medio.

Batir los huevos trufados junto a una pizca de sal,  la leche y verter  en el cazo, remover  con cuchara de madera para que no cuajen como una tortilla,  cuando  casi estén añadir los ajetes y las setas, mezclar para que hermanen los sabores y retirar de fuego.

Emplatar poniendo los huevos revueltos con los ajetes y setas y encima laminas de  trufa negra. Regar con un hilo de aceite trufado.
  
NOTA: El agua de hidratar las setas se congela y el día que hagáis un arroz o un guiso con setas se la podéis incorporar, guarda el sabor de las setas que se han hidratado.
** Los huevos mejor no poco hechos o al punto, si se hacen demasiado quedan  resecos y eso les quita todo el sabor, se les añade la leche para que queden más melosos y no se cuajen tanto.
** Las setas deshidratadas aguantan mucho tiempo, el aceite de trufa bien cerrada la botella.
** La trufa no debe de cocinarse, perdería todo su sabor y aroma, mejor emplearla, en poca cantidad, en crudo, para acompañar los platos como condimento.
** La trufa aguanta en nevera unos 8-10 días, lo mejor es congelarla, sacarla cortar la que se necesita  (sin descongelarla)y de nuevo ponerla en el congelador.
** Las setas, el aceite trufado y la trufa  son de Laumont (aquí), ésta viene perfectamente acondicionada para el transporte y llega a casa rápido y en perfectas condiciones.
** c/s = cuchara sopera
Celíacos: aseguraros bien de que todos los ingredientes sean sin gluten. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...